العربية繁體中文EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsРусскийEspañol

EL ASIENTO DEL VICIO

Viernes. Todos en pelotas. Yo, en la esquina de la zona de bar, sentado en la banqueta, noto cómo las miradas de los chulazos se cruzan y van a parar a mi ojete, que asoma como si de un precipicio se tratase. Enseguida, se forma un corrillo de maromos alrededor de mí. El primero, ensarta su buen rabo -previa colocación del condón que pide a uno de los camareros- mientras me agarra por la cadera. Los demás lo jalean y empieza a bombearme el culo. Termina por correrse y retirarse de la escena. A continuación, otro repite la misma acción. Y así, sucesivamente por turnos, hasta que la oferta de tíos se acaba. Y yo, como si no pasase nada, continúo disfrutando de mi cubata mientras hablo con mi novio, que me acompaña en el asiento de al lado.
Jose (@JosePas24)