ROMPIENDO LA TIMIDEZ
Después de bastante tiempo pasando por la puerta y volverme por donde había llegado, me arme de valor para entrar, pudo más el morbo que la timidez, toque el timbre y tardo 5 segundos en abrirse la puerta, esa puerta que tantas veces había visto desde el coche y desde lejos, y zas la primera sorpresa de la noche, un chulazo, me invitaba a pasar, ya dentro, mientras me decía que el código era miércoles nudista, me daba la llave de la taquilla, yo  inspeccionaba todo a mi alrededor pero sin dejar de mirarlo, como me estaba puniendo el camarero, me hubiese quedado con el allí en la puerta, abrí mi taquilla me desnude, y me fui directo a la barra, a pedir una birra, que me bebí de un sorbo, al fondo veía muchos tíos subir y bajar escaleras, entrar en una sala y otra, tocaba inspeccionar el sitio, y subí las escaleras, pasando por el pasillo con muchos chulazos mirándome de arriba abajo, fui mirando sala por sala, vi varios grupos encima de una cama, otros contra las paredes y volví por donde había venido, hasta que llegue a la sala más oscura con un mini laberinto, y entre a ciegas, allí manos de todos los chulazos que había me sobaban el rabo, el culo, el pecho, y yo empalmadisimo flipando, hasta que sin más una boca se apodero de mi rabo, se la tragaba entera, solo atine a cogerle la cabeza follarle la boca, como mamaba el tio, de repente se levantó me puso un condón y se dio la vuelta para que se la metiese me acache y le comí todo el culo, le estaba encantando mí lengua al igual que a mí su boca y sin más se la metí de golpe, dio un grito que se escuchó por todo querell, pero no se la saco al contrario se echaba para atrás pidiendo más, hasta que mis huevos daban con sus cachetes, después de 15min teníamos demasiados alrededor intentando metérsela también, achuchándome para que se la sacase y ponerse ellos en mi lugar,  el cogió se incorporó me agarro del rabo y me transporto hasta las cabinas, entonces pude verlo, un chaval muy parecido al camarero que tanto morbo me había dado, ya en la cabina ni se lo pensó  directamente volvió a darme su boca para mi rabo, me tenía en la gloria, hasta que se la saco y me dijo métemela otra vez por favor, me volví a enfundar un condón y empezamos a follar como locos, él se abría los cachetes y no paraba de gritar, si su boca era buena su culo era la ostia, y de repente dos rabos aparecieron por cada lado de los gloryholes, él no lo pensó y empezó a pajearlos a la vez que yo lo follaba y el tío se retorcía de gusto, sin más empezó a chupar uno de los rabos y se iba pasando de uno al otro, durante 20 minutos estuvimos follando y el pajeando y mamando esos dos rabazos hasta que empezaron a correrse a la vez, dejándole todo el pecho lleno de lefa, él no podía más y al notar el primer trallazo de lefa, se corrió sin tocarse, aquello era ya era la caña, y le avise que me corría, tardo 0.1 en quitarme el condón y meterse mi rabo en la boca para recibir su premio, le salía leche por la comisura los labios, y solo pudimos decir uff que bueno, y nos reímos, nos fuimos para el wc que hay al lado, a limpiarnos las corridas. Después de esto necesitaba descansar un momento y me volví a la barra a por otra birra, esta me la bebí más despacio, allí solo estábamos el camarero y yo, todos los demás estaban dentro “jugando”, y cuando ya llevaba un rato viendo la porno que se proyectaba encima del sofá no pude evitar ponerme cachondo de nuevo, entre la porno, el camarero, el sitio, acabe meneándomela allí mismo sentado en la barra, y decidí volver a  las salas, esta vez me fui directo a una con una gran cama central, había varios grupos mamando, follando, nada más entrar seguía empalmadisimo y otra boca desconocida me empezó a mamar a la vez que mis manos sobaban el culo de uno que tenía al lado, me ofreció un condón , me lo puse y me dispuse a rellenarlo, el tío tenía un culo apretadito y entraba de puta madre, el que me la había estado chupando, se coló debajo de él y empezó a mamársela a la vez que me lo follaba, otro tres se le pusieron delante para que se las mamara, después de un rato se fueron corriendo uno a uno, no duraron mucho, me pidió que se la sacara porque ya le molestaba, diciéndome que seguiríamos después y salí a descansar un poco, aun me quedaba mucha noche por delante y solamente llevaba dos horas allí… y por mi cabeza solo pasaba una cosa, que de tiempo había perdido no atreviéndome a ir antes.

Recent Posts
Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this