Viernes. Todos en pelotas. Yo, en la esquina de la zona de bar, sentado en la banqueta, noto cómo las miradas de los chulazos se cruzan y van a parar a mi ojete, que asoma como si de un precipicio se tratase. Enseguida, se forma un corrillo de maromos alrededor de mí. El primero, ensarta su buen rabo -previa colocación del condón que pide a uno de los camareros- mientras me agarra por la cadera. Los demás lo jalean y empieza a bombearme el culo. Termina por correrse y retirarse de la escena. A continuación, otro repite la misma acción. Y así, sucesivamente por turnos, hasta que la oferta de tíos se acaba. Y yo, como si no pasase nada, continúo disfrutando de mi cubata mientras hablo con mi novio, que me acompaña en el asiento de al lado.
Jose (@JosePas24)

Recent Posts
Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this